DIA 278--Isaías 47--48 Eclesiástico 3,11-31 Hebreos 5


Isaías 47
"¡Baja y siéntate en el suelo, virgen hija de Babel! No más trono: Siéntate en la tierra, hija de los caldeos. Ya no te llamarán más delicada y tierna. 2.Toma el molino y muele la harina, quítate el velo que te protege la cara, levánta tu falda para atravesar el río y que se vean tus piernas, 3.Pondrán al descubierto tu desnudez, y se verán tus vergüenzas. 4.Me voy a desquitar y nadie intervendrá. - dice Yavé de los Ejércitos, nuestro libertador, cuyo nombre es el Santo de Israel. 5.Siéntate en silencio, colócate en la sombra, hija de los caldeos. Ya nunca más te llamarán soberana de los reinos. 6.Me había enojado con mi pueblo y había rechazado a los míos. Los había entregado a tus manos, pero tú no tuviste compasión y, sobre el anciano, hiciste caer tu yugo aplastante. 7.Tú decías: «Para siempre dominaré.» Y no te fijabas en lo que sucedía, ni pensabas cuál sería el fin. 8.Ahora, escucha esto, delicada, tú que te sientes tan segura y dices: «Yo, y nadie más; no quedaré viuda, ni perderé mis hijos.» 9.Estas dos desgracias te sucederán de un golpe, en el mismo día: quedarás viuda y sin hijos. Esta será tu suerte, a pesar de tus muchos encantamientos y del poder de tus brujerías. 10.Te sentías segura en tu maldad, y decías: «Nadie me ve.» Tu sabiduría y tu ciencia se te subieron a la cabeza. hasta tal punto que pensabas: «Yo y nadie más.» 11.Pero te va a ocurrir una desgracia que no podrás evitar, una calamidad caerá sobre ti, y no podrás hacerle el quite. De repente te va a pasar algo muy grave, en lo que no pensabas. 12.Quédate, pues, con tus encantamientos y con tus numerosas brujerías, a las que te has dedicado desde tu juventud. ¡A ver si te ayudan en algo, o si puedes con ellos atemorizar a la desgracia! 13.Te cansas con tantos consejos. Que se presenten y que te salven los que describen los cielos y observan las estrellas, y te dan a conocer, cada mes, lo que te sucederá. 14.Serán todos como paja que devora el fuego, ninguno de ellos podrá salvarse de las llamas. -y no serán brasas para el pan, o brasero para calentarse. 15.En esto vendrán a parar tus magos, por los cuales tanto te has preocupado desde tu juventud; se irán corriendo uno tras otro y no podrán salvarte."


Isaías 48
"1.Escuchen esto, familia de Jacob, ustedes que llevan el nombre de israel y que son hijos de su padre Judá. Ustedes que juran por el nombre de Yavé e invocan al Dios de Israel, pero con mala fe y sin sinceridad. 2.Ustedes llevan el nombre de la Ciudad Santa y confían en el Dios de su Padre Israel, cuyo nombre es Yavé de los Ejércitos,. 3.Yo les había anunciado los acontecimientos mucho tiempo antes. Salieron de mi boca cuando los di a conocer, de pronto actué y se cumplieron. 4.Yo sabía que eres porfiado, que tu cuello es como una barra de hierro y que tienes la frente como de bronce. 5.Por eso te había anunciado los acontecimientos y te los di a conocer antes que sucedieran. Si no, habrías dicho: «¡Mi ídolo fue el que los hizo, mi estatua tallada o fundida fue quien los mandó!» 6.Esto lo has visto, lo has oído. ¿No tienes que confesarlo? Ahora te revelo cosas nuevas y secretas que tú no conocías. 7.No son cosas de tiempos pasados, pues recién acabo de decidirlas, y hasta el día de hoy no habías oído de ellas, así que no podrás decir: «Ya lo sabía». 8.Tú nada de ellas habías escuchado o sabido, ni habían llegado con anticipación a tus oídos; porque yo sabía lo infiel que eres, que desde el seno de tu madre te llaman «el rebelde». 9.Pero por amor de mi Nombre contuve mi enojo y por mi honor me reprimí y no te hice pedazos. 10.Esto sí, te he puesto en el fuego, igual que la plata, y te he probado en el horno de la desgracia. 11.Por mí, sí, sólo por mí voy a actuar, pues ¿cómo dejaría que me desprecien? ¿Y cómo cedería mi gloria a otro? 12.Escúchame, Jacob, pues a ti te he llamado, Israel: soy Yo; Yo que soy el primero y también el último. 13.Mi mano puso los cimientos de la tierra y mi derecha estiró los cielos. Los llamo y se presentan todos juntos. 14.Reúnanse todos y escuchen: quién de toda esa gente les ha hecho este anuncio: «Yavé quiere a ese hombre (a Ciro); éste es el que cumplirá sus deseos contra Babilonia y contra el pueblo de los caldeos.» 15.Yo, sí, yo he hablado, porque era yo quien le llamaba y daba éxito a sus sus empresas. 16.Acérquense a mí y oigan: desde el principio nunca hablé en secreto y desde que sucedieron estas cosas me tenían aquí. Sepan entonces que el Señor Yavé me ha enviado junto con su Espíritu. 17.Así dice Yavé, el que te rescata, el Santo de Israel: «Yo soy tu Dios y te enseño lo que te es provechoso, indicándote el camino que debes seguir. 18.Si hubieras estado atento a mis leyes, la dicha te habría inundado como un río. Habrías sido fuerte como las olas del mar, 19.y tus hijos, numerosos como los granos de arena, y tu nombre no sería nunca arrancado o borrado de mi vista.» 20.«¡Salgan de Babilonia! ¡Huyan del país de los caldeos!» Griten esto alegremente, anúncienlo y transmítanlo hasta el último rincón del mundo. Digan: «Yavé ha salvado a su servidor Jacob. 21.No pasaron sed en los desiertos por los que los guió; para ellos sacó agua de la roca.» 22.Pero no hay paz para los malvados, dice Yavé."


Eclesiástico 3,11-31
"11.Pues la gloria del hombre procede de la honra de su padre, y baldón de los hijos es la madre en desdoro. 12.Hijo, cuida de tu padre en su vejez, y en su vida no le causes tristeza. 13.Aunque haya perdido la cabeza, sé indulgente, no le desprecies en la plenitud de tu vigor. 14.Pues el servicio hecho al padre no quedará en olvido, será para ti restauración en lugar de tus pecados. 15.El día de tu tribulación se acordará El de ti; como hielo en buen tiempo, se disolverán tus pecados. 16.Como blasfemo es el que abandona a su padre, maldito del Señor quien irrita a su madre. 17.Haz, hijo, tus obras con dulzura, así serás amado por el acepto a Dios. 18.Cuanto más grande seas, más debes humillarte, y ante el Señor hallarás gracia. 20.Pues grande es el poderío del Señor, y por los humildes es glorificado. 21.No busques lo que te sobrepasa, ni lo que excede tus fuerzas trates de escrutar. 22.Lo que se te encomienda, eso medita, que no te es menester lo que está oculto. 23.En lo que excede a tus obras no te fatigues, pues más de lo que alcanza la inteligencia humana se te ha mostrado ya. 24.Que a muchos descaminaron sus prejuicios, una falsa ilusión extravió sus pensamientos. 26.El corazón obstinado en mal acaba, y el que ama el peligro caerá en él. 27.El corazón obstinado se carga de fatigas, el pecador acumula pecado tras pecado. 28.Para la adversidad del orgulloso no hay remedio, pues la planta del mal ha echado en él raíces. 29.El corazón del prudente medita los enigmas. un oído que le escuche es el anhelo del sabio. 30.El agua apaga el fuego llameante, la limosma perdona los pecados. 31.Quien con favor responde prepara el porvenir, el día de su caída encontrará un apoyo."


Hebreos 5
"1.Porque todo Sumo Sacerdote es tomado de entre los hombres y está puesto en favor de los hombres en lo que se refiere a Dios para ofrecer dones y sacrificios por los pecados; 2.y puede sentir compasión hacia los ignorantes y extraviados, por estar también él envuelto en flaqueza. 3.Y a causa de esa misma flaqueza debe ofrecer por los pecados propios igual que por los del pueblo. 4.Y nadie se arroga tal dignidad, sino el llamado por Dios, lo mismo que Aarón. 5.De igual modo, tampoco Cristo se apropió la gloria del Sumo Sacerdocio, sino que la tuvo de quien le dijo: Hijo mío eres tú; yo te he engendrado hoy. 6.Como también dice en otro lugar: Tú eres sacerdote para siempre, a semejanza de Melquisedec. 7.El cual, habiendo ofrecido en los días de su vida mortal ruegos y súplicas con poderoso clamor y lágrimas al que podía salvarle de la muerte, fue escuchado por su actitud reverente, 8.y aun siendo Hijo, con lo que padeció experimentó la obediencia; 9.y llegado a la perfección, se convirtió en causa de salvación eterna para todos los que le obedecen, 10.proclamado por Dios Sumo Sacerdote a semejanza de Melquisedec. 11.Sobre este particular tenemos muchas cosas que decir, aunque difíciles de explicar, porque os habéis hecho tardos de entendimiento. 12.Pues debiendo ser ya maestros en razón del tiempo, volvéis a tener necesidad de ser instruidos en los primeros rudimentos de los oráculos divinos, y os habéis hecho tales que tenéis necesidad de leche en lugar de manjar sólido. 13.Pues todo el que se nutre de leche desconoce la doctrina de la justicia, porque es niño. 14.En cambio, el manjar sólido es de adultos; de aquellos que, por costumbre, tienen las facultades ejercitadas en el discernimiento del bien y del mal."


Tal vez te interese

Daisypath Wedding Ticker