DIA 176--1 Crónicas 1--2 Proverbios 11,16-31 2 Corintios 7




1 Crónicas 1
Lista de pueblos, de ciudades y de antepasados, de Adán a Abraham

1 Adán, Set, Enós, 2 Quenán, Mahaliel, Jered; 3 Henoc, Matusalén, Lamec, 4 Noé, Sem, Cam y Jafet.
5 Hijos de Jafet: Gómer, Magog, los medos, Javán, Tubal, Mésec y Tirás.
6 Hijos de Gómer: Asquenas, Rifat y Togormá. 7 Hijos de Javán: Elizá, Tarsis, Quittim y Rodanim.
8 Hijos de Cam: Cus y Misraim Put, y Canaán. 9 Hijos de Cus: Sebá, Javilá, Sabtá, Ramá y Sabtecá. Hijos de Ramá: Sebá y Dedán. 10 Cus engendró a Nimrod, que fue el primer hombre poderoso de la tierra. 11 Misraim engendró a los luditas, anamitas, lehabitas, naftujitas, 12 patrusitas, caslujitas y caftoritas, de donde proceden los filisteos. 13 Canán engendró a Sidón su primogénito, a Het, 14 y al jebuseo, al amorreo, al guirgaseo, 15 al jeveo, al arquita, al sinita, 16 al arvadita, al semarita y al jamatita.
17 Hijos de Sem: Elam, Asur, Arfaxad, Lud y Aram. Hijos de Aram: Us, Jul, Guéter y Mésec. 18 Arfaxad engendró a Selaj y Selaj engendró a Héber. 19 A Héber le nacieron dos hijos: el nombre del primero era Péleg, porque en sus días fue dividida la tierra, y el nombre de su hermano era Yogtán. 20 Yogtán engendró a Almodad, Selef, Jasarmávet, Yéraj, 21 Hadoram, Uzal Diglá, 22 Ebal, Abimael, Seba, 23 Ofir, Javilá, Yobab. Todos ellos hijos de Yogtán.
24 Sem, Arfaxad, Selaj, 25 Héber, Péleg, Reú, 26 Serug, Najor, Teraj, 27 Abram, o sea Abraham.
Descendencia de Abraham
28 Hijos de Abraham: Isaac e Ismael. 29 Sus descendientes son éstos:
29 El primogénito de Ismael: Nebayot; después, Quedar, Abdeel, Mibsam, 30 Mismá, Dumá, Masá, Jadad, Temá, 31 Yetur, Nafis y Quedmá. Estos son los hijos de Ismael.
31 Hijos de Queturá, concubina de Abraham. Dio a luz a Zimrán, Jocsán, Medán, Madián, Jisbaq y Súaj. 32 Hijos de Yoqsán: Sebá y Dedán. 33 Hijos de Madián: Efá, Efer, Henoc, Abidá y Eldaá. Todos ellos son hijos de Queturá.
34 Abraham engendró a Isaac. Hijos de Isaac: Esaú e Israel.
35 Hijos de Esaú: Elifaz, Reuel, Jeus, Yalam y Coré. 36 Hijos de Elifaz: Temán, Omar, Sefi, Gatam, Quenaz, Timmá y Amalec. 37 Hijos de Reuel: Nájat, Zéraj, Sammá y Miza. 38 Hijos de Seír: Lotán, Sobal, Sibón, Aná, Disón, Eser y Disán. 39 Hijos de Lotán: Jori y Homá. Hermana de Lotán fue Timná. 40 Hijos de Sobá: Alyán, Manájat, Ebal, Sefi y Onam. Hijos de Sibón: Ayá y Aná. 41 Hijos de Aná: Disón. Hijos de Disón: Jamrán, Esbam, Jitram y Keram. 42 Hijos de Eser: Bilán, Zayán y Yacán. Hijos de Disón: Us y Aran.
43 Estos son los reyes que reinaron en el país de Edom antes que hubiera rey entre los israelitas: Bela, hijo de Beor; el nombre de su ciudad era Dinaba. 44 Murió Bela, y reinó en su lugar Yobab, hijo de Zéraj, de Bosrá. 45 Murió Yobab y reinó en su lugar Jusam, del país de los teranitas. 46 Murió Jusam, y en su lugar reinó Abad, hijo de Bedad, que derrotó a los madianitas en los campos de Moab; el nombre de su ciudad fue Avit. 47 Murió Adad, y reinó en su lugar Samlá, de Marecá. 48 Murió Samlá y reinó en su lugar Saúl, de Rejobot-han-Nahar. 49 Murió Saúl y reinó en su lugar Baal-Janán, hijo de Acbor. 50 Murió Baal-Janán y reinó en su lugar Hadad. El nombre de su ciudad era Paí, y el de su mujer Mehetabel, hija de Matred, hija de Mezahab.
51 Murió Hadad y hubo gobernadores, llamados jeques, en Edom: el jeque Timmá, el jeque Alyá, el jeque Yetet, 52 el jeque Olibamá, el jeque Elá, el jeque Pinón, 53 el jeque Quenaz, el jeque Temán, el jeque Mibsar, 54 el jeque Magdiel, el jeque Iram. Estos fueron los jeques de Edom.


1 Crónicas 2
Hijos de Israel y descendientes de Judá
1 Estos son los hijos de Israel: Rubén, Simeón, Leví y Judá, Isacar y Zabulón, 2 Dan, José y Benjamín, Neftalí, Gad y Aser. 3 Hijos de Judá: Er, Onán y Selá; los tres le nacieron de la hija de Suá, la cananea. Er, primogénito de Judá, era malo a los ojos de Yavé, que le quitó la vida. 4 Tamar, nuera de Judá, le dio a luz a Fares y Zéraj. Todos los hijos de Judá fueron cinco. 5 Hijos de Fares: Hesrón y Jamul. 6 Hijos de Zéraj: Zimrí, Hetán, Hemán, Calcol y Darda, en total cinco. 7 Hijos de Carmi: Acar, que perturbó a Israel por haber violado el anatema. 8 Hijos de Etam: Azarías. 9 Hesrón fue padre de Jerajmeel, Ram y Kelubay. 10 Ram fue padre de Aminadab y éste de Najasón, príncipe de los hijos de Judá. 11 Najasón fue padre de Salmá, éste de Booz, 12 éste de Obed y éste de Jesé. 13 Jesé tuvo siete hijos, el primogénito Eliab, y después Abinadab, Sama, 14 Netanel, Raday, 15 Osem y David. 16 Sus hermanas fueron Sarvia y Abigaíl. Hijos de Sarvia: Abisay, Joab y Asael, tres. 17 Abigaíl dio a luz a Amasá, cuyo padre fue Jeter el ismaelita. 18 Caleb, hijo de Hesrón, engendró a Azubá, Isá y Jeriot. Estos son sus hijos: Jéser, Sobab y Ardón. 19 Murió Azubá y Caleb tomó por mujer a Efratá, de la que tuvo a Jur. 20 Jur engendró a Uri, y Uri engendró a Besaleel. 21 Después se unió Hesrón a la hija de Maquir, padre de Galaad. Tenía él sesenta años cuando la tomó por mujer y le dio a luz a Segub. 22 Segub engendró a Jaír, que poseyó veintitrés ciudades en el país de Galaad. 23 Pero los guesuritas y los arameos se apoderaron de las aldeas de Jaír, con Quenat y sus campamentos: sesenta ciudades. Todos éstos son los hijos de Maquir, padre de Galaad. 24 Después de morir Hesrón, Caleb se unió a Efratá, mujer de su padre Hesrón, la cual le dio a luz a Asjur padre de Tecoa. 25 Los hijos de Jerajmeel, primogénito de Hesrón, fueron: Ram, el primogénito, Buná, Orén, Osem y Ajías. 26 Jerajmeel tuvo otra mujer cuyo nombre era Atará, que fue madre de Onam. 27 Los hijos de Ram, primogénito de Jerajmeel, fueron: Maás, Yamín y Equer. 28 Y los hijos de Onam fueron Samay y Yadá. Los hijos de Samay, Nadab y Abisur. 29 La mujer de Abisur se llamaba Abigaíl, que dio a luz a Ajbán y Molid. 30 Los hijos de Nadab fueron Séled y Apaim; Séled murió sin hijos. 31 Hijo de Apaim fue Jisí; hijo de Jisí, Sesán; hijo de Sesán, Ajlay. 32 Hijos de Yadá, hermano de Samay, fueron Jéter y Jonatán; Jéter murió sin hijos. 33 Hijos de Jonatán: Pélet y Zazá. Estos fueron los descendientes de Jerajmeel. 34 Sesán no tuvo hijos, sino hijas; tenía Sesán un siervo egipcio que se llamaba Yarjá. 35 Y dio Sesán una hija suya a su siervo Yarjá por esposa, la cual le engendró a Atay. 36 Atay engendró a Natán, Natán engendró a Zabad, 37 Zabad engendró a Efal, Efal engendró a Obed, 38 Obed engendró a Jehú, Jehú engendró a Azarías, 39 Azarías engendró a Jeles, Jeles engendró a Elasá, 40 Elasá engendró a Sismay, Sismay engendró a Sal-lum, 41 Sal-lum engendró a Jecamías, Jecamías engendró a Elisama. 42 Hijos de Caleb, hermano de Jerajmeel: Mesá, su primogénito, que fue padre de Zif; tuvo por hijo a Maresá, padre de Hebrón. 43 Hijos de Hebrón: Coré, Tapnaf, Requem y Sema. 44 Sema engendró a Rajam, padre de Yorqueam, Requem engendró a Samay. 45 Hijo de Samay fue Maón y Maón fue padre de Bet-Sur. 46 Efá, concubina de Caleb, dio a luz a Jarán, Mosá y Gazes; Jarán engendró a Gazes. 47 Hijos de Yadav: Reguem, Jotam, Guesán, Pelet, Efá y Saaf. 48 Maacá, concubina de Caleb, dio a luz a Séber y Tirjama. 49 Engendró también a Saaf, padre de Madmaná, y a Sevá, padre de Majbená y padre de Guibeá. Hija de Caleb fue Axá. 50 Estos fueron los hijos de Caleb.
50 Hijos de Jur, primogénito de Efratá: Sobal, padre de Cariatiarim; 51 Salmá, padre de Belén; Járef, padre de Bet-Gader. 52 Sobal, padre de Cariatiarim, tuvo por hijos a Haroé, es decir, la mitad de los manajistas 53 y las familias de Cariatiarim; los jitríes, los putíes, los sumatíes y los misraíes. De ellos salieron los soratíes y los de Estol. 54 Hijos de Salmá: Belén y los netofatíes, Atrot-Ben-Joab, la otra mitad de los manajitas, los soríes y 55 las familias de los sofríes que habitaban en Jabés, los tiratíes, los simatíes, los sucatíes. Estos son quenitas descendientes de Jamat, padre de la familia de Recab.


Proverbios 11,16-31
16 Una mujer amable se forma una buena reputación, los hombres enérgicos consiguen una fortuna.
17 El que es generoso se hace bien a sí mismo, el que es duro hiere su propia carne.
18 El salario del malvado es engañoso; el que siembra el bien tiene su recompensa asegurada.
19 La vida honrada lleva a la vida, el que eligió el mal camina a la muerte.
20 Yavé aborrece al hombre corrompido, los que permanecen íntegros obtienen su favor.
21 El malvado nunca quedará sin castigo, pero la descendencia de los justos será salvada.
22 Una mujer bonita carente de buen criterio es como un anillo de oro en el hocico de un cerdo.
23 Los justos no desean sino el bien, los malos también tienen sus esperanzas, pero van al fracaso.
24 Uno reparte abundantemente y se enriquece, otro economiza y se empobrece.
25 El que es generoso será saciado, el que riega será regado.
26 El pueblo maldice al que acapara el trigo; bendice al que vende su grano.
27 El que trata de hacer el bien será bendito, si alguien persigue el mal, el mal lo alcanzará.
28 El que confía en sus riquezas caerá, mientras que los justos verán cómo crece su follage.
29 El que no sabe ordenar su casa cosechará sólo el viento, el tonto terminará sirviendo al sabio.
30 El fruto del justo es un árbol de vida, los malvados serán arrancados antes de tiempo.
31 El justo recibe lo que merece en esta tierra, y más todavía el malvado y el pecador.



2 Corintios 7
1 Teniendo, pues, tales promesas, queridos hermanos, purifiquémonos de toda mancha del cuerpo y del espíritu, haciendo realidad la obra de nuestra santificación en el temor de Dios.
Háganme un lugar en su corazón
:B:2 Hágannos un lugar entre ustedes: de nadie hemos abusado, a nadie hemos rebajado, a nadie hemos estafado. 3 No les estoy acusando; ya les dije que los llevamos en nuestro corazón, compartiendo vida y muerte. 4 Yo sé que puedo contar con ustedes, y estoy realmente orgulloso de ustedes; esto me conforta y me llena de alegría en todas estas amarguras.
5 Les decía que, al llegar a Macedonia, no tuve descanso alguno, sino más bien toda clase de dificultades; por fuera enfrentamientos, y por dentro temores. 6 Pero Dios, que consuela a los humildes, me confortó con la llegada de Tito. 7 No solamente porque ya lo tenía a mi lado, sino también porque ustedes le habían dado una excelente acogida. Me comentó que ustedes me echaban de menos, que lamentaban lo ocurrido y que estaban muy preocupados por mí, con lo cual me alegré mucho.
8 Si les causé tristeza con mi carta, no lo lamento. Y si antes lo pude sentir, pues esa carta de momento les causó pesar, 9 ahora me alegro, no por su tristeza, sino porque esa tristeza los llevó al arrepentimiento. Esa tristeza venía de Dios, de manera que ningún mal les sobrevino por causa nuestra.
10 La tristeza que viene de Dios lleva al arrepentimiento y realiza una obra de salvación que no se perderá. Por el contrario, la tristeza que inspira el mundo provoca muerte. 11 Aquella tristeza era según Dios, y miren lo que ha producido en ustedes: ¡qué preocupación tan grande por mí y cuántas disculpas!, ¡qué indignación, temor, exigencias, y qué deseo de desagraviarme y hacerme justicia!
11 En todo han demostrado que eran inocentes en este asunto. 12 Yo mismo, al escribirles, no pensaba en el ofensor ni tampoco en el ofendido; más bien quería que ustedes tomaran conciencia ante Dios de la preocupación que tienen por mí. 13 Por eso me sentí confortado.
13 Además de este consuelo, me alegró mucho ver a Tito tan contento de cómo ustedes lo tranquilizaron. 14 No quedé defraudado por lo bien que le había hablado de ustedes. Siempre digo las cosas como son, y también en esta oportunidad se confirmó el elogio que de ustedes hice a Tito. 15 El ahora, al recordar la obediencia de todos y el respeto lleno de humildad con que lo recibieron, siente mucho más cariño por ustedes.
16 Me alegro, pues, de poder confiar totalmente en ustedes.





Tal vez te interese

Daisypath Wedding Ticker