DIA 258--Job 40--42 Sabiduría 12,12-27 Lucas 24,28-53



Job 40
"1.Yavé reprendió a Job, diciéndole: 2.«El acusador del Poderoso, ¿se da por vencido?o va a replicar el censor de Dios?» 3.Y Job respondió a Yavé: 4.«Hablé con ligereza, ¿qué te contestaré? Prefiero ponerme la mano ante la boca. 5.Hablé una vez... no volveré a hacerlo; dos veces... no añadiré nada.» 6.Yavé contestó a Job en medio de la tempestad, y dijo: 7.«Amárrate los pantalones como hombre, voy a interrogarte y tú me enseñarás: 8.¿serás tú quien firmará mi sentencia y me condenará para afirmar tus derechos? 9.¿Tiene tu brazo la fuerza de Dios y sabes tronar como él? 10.Vamos, adórnate con majestad y grandeza, cúbrete de esplendor y de gloria, 11.haz brillar el furor de tu cólera, con una mirada doblega al arrogante. 12.Con una mirada derriba a todo ser soberbio, aplasta, donde se encuentren, a los impíos. 13.Húndelos juntos en el polvo, enciérralos en el calabozo, 14.y yo mismo te felicitaré por haber triunfado por tu propia fuerza. 15.Yo que te hice, hice también a Behemot. Se alimenta de hierba como el buey, 16.pero, ¡mira qué fuerza en sus lomos qué potencia en los músculos de su vientre! 17.Arrisca la cola como un cedro, los nervios de su muslo resaltaan como cables. 18.Sus huesos son barras de acero, duras sus costillas como hierro forjado. 19.Es la primera de las obras de Dios, que lo hizo soberano de sus compañeros. 20.Desde el monte en que las bestias se entretienen, todas le llevan su tributo. 21.Fue a descansar bajo los lotos; escondido en los cañaverales del pantano, 22.las ramas del loto le dan sombra y los sauces del torrente lo protegen. 23.Si el río crece, no se asusta; el agua le llega hasta el hocico, y él se queda tranquilo. 24.¿Quién se atreverá a herirle los ojos y ponerle una argolla en las narices? 25.Y a Leviatán, ¿lo pescas tú con anzuelo, y con una cuerda lo sujetas de la lengua? 26.¿Le atraviesas las narices con una caña, o con un gancho lo sacarás de las quijadas? 27.¿Acaso te hará largas súplicas y te hablará con timidez? 28.¿Se comprometerá contigo en un contrato para servirte toda su vida? 29.¿Te entretendrá como un pajarillo, lo atarás para gozo de tus hijas? 30.¿Habrá gente para hacer dinero de su carne y venderla a los comerciantes? 31.¿Acribillarás su piel con flechas, y clavarás un arpón en su cabeza? 32.Si colocas tu mano sobre él, ¡mira qué lucha!, no volverás a comenzar."


Job 41
"Ya pierden su confianza y son derribados por su sola vista. 2.Se vuelve tan feroz apenas lo despiertan, que no pueden hacerle frente. 3.¿Quién lo ha desafiado y quedó con vida? ¡Nadie, bajo ningún cielo! 4.Te hablaré también de sus miembros, te explicaré su fuerza incomparable. 5.¿Quién ha levantado la orla de su vestido, y pasó la mano bajo su coraza? 6.¿Quién ha abierto las mandíbulas de sus fauces? ¡qué terror con sólo ver sus dientes! 7.Su lomo son escudos en hileras, unidos como piedras selladas. 8.Están tan juntos, que no dejan pasar ni un soplo. 9.Se unen unos a otros formando una capa sin junturas. 10.Si estornuda saltan chispas, de sus pupilas sale un rayo de luz. De su hocico salen llamaradas, se escapan chispas de fuego. 12.Sus narices echan humo, como caldera hirviente al fuego. 13.Su aliento encendería carbones, salen llamas de su boca. 14.Su cogote está lleno de fuerza y ante él brota el miedo. 15.Su caparazón es un solo conjunto, resistente por doquier e inconmovible. 16.Cuando se endereza, se asustan las aguas, y las olas del mar se alejan. 17.Su corazón es duro como roca, resistente como piedra de molino. 18.La espada que lo alcanza no lo clava, le rebotan la lanza y la jabalina. 19.Para él, el hierro es paja, y el bronce, madera podrida. 20.Las flechas del arco no lo hacen huir, recibe como paja las piedras de la honda. 21.La maza le parece caña, se ríe del dardo que vibra. 22.Por debajo tiene como tejas puntiagudas, y como un rastrillo pasa por el barro. 23.Entran luego las aguas en ebullición, el agua borbotea como carbones de incienso. 24.Deja tras sí un brillante surco,un mar de blanca espuma. 25.En tierra no tiene semejante, fue hecho atrevido, 26.mira de frente a los más insolentes, es rey de todas las fieras.»"


Job 42
"Y Job respondió a Yavé: 2.«Reconozco que lo puedes todo, y que eres capaz de realizar todos tus proyectos. 3.Hablé sin inteligencia de cosas que no conocía, de cosas extraordinarias, superiores a mí. 5.Yo te conocía sólo de oídas; pero ahora te han visto mis ojos. 6.Por esto retiro mis palabras y hago penitencia sobre el polvo y la ceniza». 7.Yavé, después de hablarle así a Job, se dirigió a Elifaz de Temán: «Me siento muy enojado contra ti y contra tus dos amigos, porque no hablaron bien de mí, como lo hizo mi servidor Job. 8.Por lo tanto, consíganse siete becerros y siete carneros y vayan a ver a mi servidor Job. Ofrecerán un sacrificio de holocaustos, mientras que mi servidor Job rogará por ustedes. Ustedes no han hablado bien de mí, como hizo mi servidor Job, pero los perdonaré en consideración a él.» 9.Elifaz de Temán, Bildad de Suaj y Sofar de Naamat fueron a ejecutar la orden de Yavé. Y Yavé los perdonó por consideración a Job. 10.Yavé hizo que la nueva situación de Job superara la anterior, porque había intercedido por sus amigos y aun Yavé aumentó al doble todos los bienes de Job. 11.Este vio volver a él a todos sus hermanos y hermanas, lo mismo que a los conocidos de antes. Comían con él en su casa lo compadecían y consolaban por todos los males que Yavé le había mandado. Cada uno de ellos le regaló una moneda de plata y un anillo de oro. 12.Yavé hizo a Job más rico que antes. Tuvo catorce mil ovejas, seis mil camellos, mil yuntas de bueyes y mil burras. 13.Tuvo siete hijos y tres hijas. A la primera la llamó «Tórtola», 14.a la segunda, «Canela» y a la tercera, «Frasco de Perfumes». 15.No se hallaban en el país mujeres tan bellas como las hijas de Job. Y su padre les dio parte de la herencia junto con sus hermanos. 16.Job vivió todavía ciento cuarenta años después de sus pruebas, 17.y vio a sus hijos y a sus nietos hasta la cuarta generación."


Sabiduría 12,12-27
"12.Porque, ¿quién podría decirte: "¿qué has hecho?"; quién podría oponerse a tus decisiones? ¿Quién podría llamarte la atención por aniquilar a naciones que tú creaste? ¿Quién te impediría castigar a hombres injustos? 13.Fuera de ti, que te preocupas de todos, no hay otro Dios al que tengas que probarle que no actuaste injustamente. 14.No hay tampoco rey o soberano alguno que puede oponérsete cuando decides castigar. 15.Puesto que tú eres perfectamente justo, lo haces todo con justicia: harías un mal uso de tu poder si condenaras al que no merece ser castigado. 16.Tu fuerza es el fundamento de tu justicia; como eres el dueño de todas las cosas, puedes también perdonarlas. 17.Muestras tu fuerza a los que ponen en duda tu poder absoluto; castigas la audacia de los que lo desafían. 18.Pero, aunque seas un Señor poderoso, juzgas con moderación y nos gobiernas con mucha paciencia, porque eres libre de intervenir cuando quieras. 19.Al actuar así le has mostrado a tu pueblo que el justo debe amar a todos los hombres, y has dado a tus hijos esa dulce esperanza de que después del pecado les permites que se arrepientan. 20.Incluso con los cananeos, enemigos de tus hijos y dignos de muerte, actuaste con moderación e indulgencia para darles tiempo y oportunidad a que se convirtieran. 21.Pero con tus hijos actuaste todavía con más miramientos, ya que estabas ligado a sus antepasados por juramentos, alianzas y tantas otras bellas promesas. 22.De tal manera que cuando castigas a nuestros enemigos con moderación, lo haces para que aprendamos, para que pensemos en tu bondad cuando nos toque ser jueces, y para que confíemos en tu misericordia cuando seamos juzgados. 23.A los que vivían alocadamente en el mal, los castigaste por medio de sus ídolos abominables. 24.¡Habían llegado muy lejos por los caminos del error, tomando como dioses a los animales más feos y más despreciables! Se habían dejado engañar como niños sin juicio. 25.Así como a niños que no piensan, les dirigiste primero una leve advertencia, 26.pero no comprendieron esos benignos reproches, así que merecían experimentar el juicio de Dios. 27.En medio de sus sufrimientos, se indignaron con esos animales a los que habían tomado por dioses y que ahora se transformaban en los instrumentos de su castigo. Entonces descubrieron y reconocieron como Dios al que antes se negaban a ver: ese fue el motivo del castigo supremo que recayó sobre ellos."


Lucas 24,28-53
"Al acercarse al pueblo a donde iban, él hizo ademán de seguir adelante. 29.Pero ellos le forzaron diciéndole: «Quédate con nosotros, porque atardece y el día ya ha declinado.» Y entró a quedarse con ellos. 30.Y sucedió que, cuando se puso a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando. 31.Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron, pero él desapareció de su lado. 32.Se dijeron uno a otro: «¿No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?» 33.Y, levantándose al momento, se volvieron a Jerusalén y encontraron reunidos a los Once y a los que estaban con ellos, 34.que decían: «¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!» 35.Ellos, por su parte, contaron lo que había pasado en el camino y cómo le habían conocido en la fracción del pan. 36.Estaban hablando de estas cosas, cuando él se presentó en medio de ellos y les dijo: «La paz con vosotros.» 37.Sobresaltados y asustados, creían ver un espíritu. 38.Pero él les dijo: «¿Por qué os turbáis, y por qué se suscitan dudas en vuestro corazón? 39.Mirad mis manos y mis pies; soy yo mismo. Palpadme y ved que un espíritu no tiene carne y huesos como véis que yo tengo.» 40.Y, diciendo esto, los mostró las manos y los pies. 41.Como ellos no acabasen de creerlo a causa de la alegría y estuviesen asombrados, les dijo: «¿Tenéis aquí algo de comer?» 42.Ellos le ofrecieron parte de un pez asado. 43.Lo tomó y comió delante de ellos. 44.Después les dijo: «Estas son aquellas palabras mías que os hablé cuando todavía estaba con vosotros: "Es necesario que se cumpla todo lo que está escrito en la Ley de Moisés, en los Profetas y en los Salmos acerca de mí."» 45.Y, entonces, abrió sus inteligencias para que comprendieran las Escrituras, 46.y les dijo: «Así está escrito que el Cristo padeciera y resucitara de entre los muertos al tercer día 47.y se predicara en su nombre la conversión para perdón de los pecados a todas las naciones, empezando desde Jerusalén. 48.Vosotros sois testigos de estas cosas. 49.«Mirad, y voy a enviar sobre vosotros la Promesa de mi Padre. Por vuestra parte permaneced en la ciudad hasta que seáis revestidos de poder desde lo alto.» 50.Los sacó hasta cerca de Betania y, alzando sus manos, los bendijo. 51.Y sucedió que, mientras los bendecía, se separó de ellos y fue llevado al cielo. 52.Ellos, después de postrarse ante él, se volvieron a Jerusalén con gran gozo, 53.y estaban siempre en el Templo bendiciendo a Dios."


Tal vez te interese

Daisypath Wedding Ticker