DIA 253--Job 25--28 Sabiduría 10,1-12 Lucas 22,24-46



Job 25
"Bildad de Suaj tomó la palabra y dijo: 2.«El tiene con qué imponerse y hacer temblar, hace él reinar la paz en las alturas. 3.¿Se pueden acaso contar sus tropas? ¿Sobre quién su luz no se levanta? 4.¿Cómo puede un hombre justificarse ante Dios? ¿Cómo será puro el que nació de mujer? 5.Si ni la luna es clara, ni las estrellas son puras a sus ojos, 6.¡cuánto menos el hombre, este gusano, el hijo del hombre, esta lombriz!"


Job 26
"1.Job respondió con estas palabras: 2.«¡Qué bien sabes ayudar al débil y socorrer al inválido! 3.¡Qué buenos consejos das al ignorante, qué profundo conocimiento has demostrado! 4.Pero ¿a quién van dirigidas tus palabras y quién te las inspiró?» 5.Las sombras tiemblan debajo de la tierra, las aguas y sus habitantes se estremecen. 6.El reino de la muerte no le está oculto, el lugar de los muertos está descubierto ante él. 7.El extiende el norte sobre el vacío, suspende la tierra sobre la nada. 8.Encierra la lluvia en los nubarrones y la nube no se rasga con el peso. 9.El cubre la cara de la luna llena y le da por velo sus nubes, 10.encierra las aguas en el cerco del horizonte, que es el límite de la luz con las tinieblas. 11.Las columnas del cielo se tambalean y se llenan de miedo cuando amenaza. 12.Con su poder dividió el mar y con su inteligencia aplastó a Rahab. 13.Su soplo ha despejado los cielos, su mano traspasó la Serpiente huidiza. 14.Esto es sólo el exterior de sus obras, sus ecos tan sólo percibimos. ¿Quién podrá comprender su trueno poderoso?»"


Job 27
"Job continuó su discurso y agregó: 2.¡Por la vida de Dios que me niega justicia, por el Omnipotente que me llenó de amargura, 3.mientras esté mi espíritu en mí y el aliento de Dios en mis narices, 4.no diré falsedad ni saldrá mentira de mi boca! 5.Lejos de mí darles la razón: mantendré mi inocencia hasta la muerte. 6.Mantendré que he actuado bien, pues mi conciencia no se avergüenzo de mi pasado. 7.Sea reconocido culpable mi enemigo y mi adversario tenga la suerte del malvado. 8.Porque, ¿qué puede esperar el malvado cuando suplica, cuando eleva su alma a Dios? 9.¿Escuchará Dios sus gritos cuando le llegue la desgracia? 10.¿Acaso se complacerá el malo en el Omnipotente, o lo invoca en todo momento? 11.Miren que les enseño el proceder de Dios y no les oculto sus pensamientos. 12.Y si todos ustedes lo han visto, ¿para qué, pues, esos vanos discursos? 13.Esta es la suerte que le reserva Dios al malvado el porvenir que el Poderoso reserva los opresores: 14.por numerosos que sean sus hijos, los espera la espada; sus descendientes carecerán de pan. 15.La peste arrasará con los sobrevivientes, y sus viudas no les llorarán. 16.Aunque el malo junte plata como polvo, y amontone vestidos como el barro, 17.él los prepara, pero los vestirá el justo, un hombre sin maldad heredará su plata. 18.La casa que edificó no vale más que un nido, es como cabaña que construye un guardia. 19.Se acuesta rico, pero por última vez; pues al abrir los ojos no le queda nada. 20.En pleno día lo asaltan los terrores y por la noche lo arrebata el torbellino. 21.El viento del oriente lo levanta y se lo lleva, ha sido soplado de donde estaba. 22.le tiran piedras sin compasión no puede huir de la mano que lo golpea. 23.Baten palmas contra él y lo silban allí donde lo encuentran."


Job 28
"1.La plata tiene su mina y el oro un lugar donde se purifica. 2.El hierro se extrae de la tierra, una piedra fundida se hace cobre. 3.Se descubre el secreto de las tinieblas, se busca hasta el último extremo en la piedra oscura y opaca. 4.Un pueblo extranjero abre galerías en lo recóndito donde nadie ha penetrado, y se suspenden y balancean lejos de los humanos. 5.La tierra, de donde sale el pan, está envuelta en sus entrañas por el fuego, 6.allá donde las piedras son zafiros y contienen polvo de oro. 7.El ave de rapiña no conoce ese sendero ni el ojo del buitre lo ha advertido; 8.las bestias feroces no han pisado por ese camino ni el león jamás lo ha atravesado. 9.El hombre aplica su mano al pedernal, y estremece los cimientos de las montañas. 10.Abre canales en las rocas, su ojo busca todo lo que sea precioso. 11.Explora las fuentes que brotan de la tierra y saca a la luz lo que estaba escondido, 12.pero la sabiduría, ¿de dónde viene, dónde se hallará la inteligencia? 13.Ignora el hombre su camino, no lo encontrará en la tierra de los vivos. 14.El abismo dijo: No está en mí. Y respondió el mar: Tampoco la tengo. 15.No se puede dar por ella oro fino, ni comprarla por plata; 16.no se valora con oro de Ofir, ni con el ágata preciosa ni el zafiro. 17.No se comparan con ella ni el oro ni el cristal, ni se la cambia por un vaso de oro puro. 18.Corales y cristales ni se nombren.Conseguir la sabiduría vale más que extraer perlas. 19.No la puede igualar el topacio de Etiopía, ni con el oro más puro se valora. 20.Entonces ¿la sabiduría de dónde sale?, ¿habrá un lugar de la inteligencia? 21.Ha estado oculta a los ojos de todo ser viviente y aun a las aves del cielo. 22.El infierno y la muerte confiesan: No la conocemos más que de oídas. 23.Sólo Dios conoce su camino, sólo él sabe dónde está, 24.él que mira hasta los extremos de la tierra y ve todo lo que existe debajo de los cielos. 25.Cuando determinó la fuerza de los vientos y fijó a las aguas su medida; 26.cuando impuso leyes a la lluvia y un camino al fragor del trueno, 27.entonces la vio y le puso precio, la examinó y conoció sus secretos. 28.Entonces dijo al hombre: «Mira, el temor del Señor es la sabiduría; y huir del mal es la inteligencia»."


Sabiduría 10,1-12
"La Sabiduría protegió al padre del mundo, a ese primer hombre que fue formado por Dios y que fue creado como único. Lo levantó de su caída 2.y le dio la fuerza para que dominara a todas las cosas. 3.El hombre se alejó de ella, arrastrado por su propio furor, se hizo malo hasta matar a su hermano y se perdió junto con su arrebato. 4.Pero cuando por culpa de él las aguas inundaron la tierra, la Sabiduría lo salvó una vez más: ella guiaba su barca. 5.Más tarde los pueblos se juntaron para hacer el mal, y la discordia se instaló en medio de ellos. La sabiduría reconoció entonces a otro justo: lo mantuvo irreprochable delante de Dios y le dio la fuerza para sobreponerse a la ternura por su hijo. 6.Ella también libró al justo en su huída, cuando bajaba el fuego sobre las cinco ciudades para aniquilar a los impíos. 7.Y aún hasta ahora permanece un testigo de su perversidad: una tierra árida y siempre humeante, arbustos cuyos frutos no maduran, una columna de sal en recuerdo de la que no creyó. 8.Los que se apartaron del camino de la Sabiduría no sólo fueron castigados, perdiendo su felicidad, sino que sus ruinas están allí como un recuerdo para todos los vivos, para que sus pecados no sean nunca olvidados. 9.En cambio la Sabiduría libró de sus problemas a los que la servían. 10.Condujo por caminos seguros al justo que huía de la cólera de su hermano. Le mostró el reino de Dios y le permitió que conociera a los santos ángeles. Hizo que tuviera éxito en sus trabajos y que fructificaran sus esfuerzos. 11.Lo defendió contra la avaricia de sus amos y lo hizo muy rico. 12.Lo guardó de sus enemigos y lo protegió de los que le tendían trampas. Le dio la victoria en un rudo combate para hacerle entender que la piedad es más poderosa que cualquier otra cosa."


Lucas 22,24-46
"24.Luego comenzaron a discutir sobre quién de ellos era el más importante. 25.Jesús les dijo: «Los reyes de las naciones las gobiernan como dueños, y los mismos que las oprimen se hacen llamar bienhechores. 26.Pero no será así entre ustedes. Al contrario, el más importante entre ustedes debe portarse como si fuera el último, y el que manda, como si fuera el que sirve. 27.Porque ¿quién es más importante: el que está a la mesa o el que está sirviendo? El que está sentado, por supuesto. Y sin embargo yo estoy entre ustedes como el que sirve. 28.Ustedes son los que han permanecido conmigo, compartiendo mis pruebas. 29.Por eso les doy autoridad como mi Padre me la dio a mí haciéndome rey. 30.Ustedes comerán y beberán a mi mesa en mi Reino, y se sentarán en tronos para gobernar a las doce tribus de Israel. 31.¡Simón, Simón! Mira que Satanás ha pedido permiso para sacudirlos a ustedes como trigo que se limpia; 32.pero yo he rogado por ti para que tu fe no se venga abajo. Y tú, cuando hayas vuelto, tendrás que fortalecer a tus hermanos.» 33.Pedro dijo: «Señor, estoy dispuesto a ir contigo a la prisión y a la muerte.» 34.Pero Jesús le respondió: «Yo lo digo, Pedro, que antes de que cante hoy el gallo, habrás negado tres veces que me conoces.» 35.Jesús también les dijo: «Cuando les envié sin cartera ni equipaje ni calzado, ¿les faltó algo?» Ellos contestaron: «Nada.» 36.Y Jesús agregó: «Pues ahora, el que tenga cartera, que la tome, y lo mismo el equipaje. Y el que no tenga espada, que venda el manto para comprarse una. 37.Pues les aseguro que tiene que cumplirse en mi persona lo que dice la Escritura: Ha sido contado entre los delincuentes. Ahora bien, todo lo que se refiere a mí está llegando a su fin.» 38.Ellos le dijeron: «Mira, Señor, aquí hay dos espadas.» El les respondió: «¡Basta ya!» 39.Después Jesús salió y se fue, como era su costumbre, al monte de los Olivos, y lo siguieron también sus discípulos. 40.Llegados al lugar, les dijo: «Oren para que no caigan en tentación.» 41.Después se alejó de ellos como a la distancia de un tiro de piedra, y doblando las rodillas oraba 42.con estas palabras: «Padre, si quieres, aparta de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya.» 43.(Entonces se le apareció un ángel del cielo para animarlo. 44.Entró en agonía y oraba con mayor insistencia. Su sudor se convirtió en gotas de sangre que caían hasta el suelo.) 45.Después de orar, se levantó y fue hacia donde estaban los discípulos. Pero los halló dormidos, abatidos por la tristeza. 46.Les dijo: «¿Ustedes duermen? Levántense y oren para que no caigan en tentación.»"



/


Tal vez te interese

Daisypath Wedding Ticker