DIA 213--Tobías 12--14 Proverbios 30,1-17 Filemón 1




Tobías 12
"1.Tobit llamó a su hijo Tobías y le dijo: «Hijo mío, es necesario que pagues su sueldo al hombre que te acompañó. 2.Y debemos añadir algo más.» Respondió Tobías: «Padre, no es demasiado si le doy la mitad de lo que traje. 3.Me ha devuelto sano y salvo, atendió a mi esposa, me guió para recuperar el dinero que tú habías prestado y sanó tu ceguera.» 4.Tobit respondió: «Lo que tú dices, es que le corresponde.» 5.Entonces llamó al ángel y le dijo: «Recibe como sueldo la mitad de todo cuanto trajiste.» 6.Pero el ángel, tomándolos aparte, les dijo: «Bendigan a Dios, denle gracias y proclamen su grandeza ante todos los vivientes por lo que hizo en favor de ustedes. Conviene bendecir a Dios, celebrar su Nombre y revelar sus obras. No demoren en darle gracias, 7.ya que es bueno guardar el secreto del rey, pero conviene descubrir y alabar las obras de Dios. Practiquen el bien, porque así nunca los alcanzará el mal. 8.Es buena la oración con ayuno, limosna y justicia. Es mejor tener poco con honradez que mucho con injusticia. Es mejor dar al pobre que amontonar tesoros, 9.ya que la limosna libra de la muerte y purifica de todo pecado. Los que dan limosna tendrán larga vida. 10.Los pecadores y los injustos se dañan a sí mismos. 11.Les voy a decir toda la verdad, sin ocultarles nada. Ya les manifesté que es bueno mantener oculto el secreto del rey y que también es bueno publicar las obras gloriosas de Dios. Sepan entonces que, 12.cuando tú y Sara rezaban, yo presentaba tus oraciones al Señor. 13.Cuando enterrabas a los muertos, yo estaba junto a ti. Cuando te Tobantabas de la mesa para dar sepultura a los muertos, esto no se me pasó por alto, sino que estaba contigo. 14.Ahora bien, Dios me ha enviado para sanarte a ti y a tu nuera. 15.Yo soy Rafael, uno de los siete ángeles que tienen entrada a la Gloria del Señor.» 16.Temblaron entonces, y los dos cayeron con el rostro en tierra, llenos de terror. 17.El les dijo: «No teman. La paz sea con ustedes. Bendigan siempre al Señor. 18.Cuando estaba con ustedes, no estaba por mi propia voluntad, sino por voluntad de Dios. A él deben bendecir y cantar todos los días. 19.Ustedes me veían comer y hablar, pero sólo era apariencia. 20.Bendigan ahora y den gracias al Señor; yo me voy al que me ha enviado. Escriban en un libro lo que se ha cumplido.» Y en seguida desapareció. 21.Ellos se Tobantaron, pero ya no lo vieron más. Proclamaron entonces las obras grandes y maravillosas de Dios y cómo se les había aparecido el ángel de Dios."



Tobías 13
"1.Tobit tomó la palabra y dijo: 2.¡Bendito sea Dios, que vive y reina por todos los siglos! Porque él azota y se compadece, hace bajar hasta el lugar de los muertos y saca de esa gran miseria. Nadie puede huir de su mano. 3.Bendíganlo, hijos de Israel, porque, si bien los dispersó entre las naciones, 4.ahora les ha demostrado su grandeza. Alábenlo ante todos los vivientes; porque él es nuestro Dios y Señor, y nuestro Padre para siempre. 5.El nos castiga por nuestras maldades, pero luego nos perdonará y nos reunirá de entre todas las naciones en las que nos ha dispersado. 6.Vuelven a él de todo corazón, y hagan todo lo que es verdadero ante él, y él volverá a ustedes y ya no les esconderá su rostro. 7.Miren lo que ha hecho por ustedes y denle gracias en alta voz. Bendigan al Señor, el solo Justo, alaben al Rey de los siglos. 8.Yo en el país de mi destierro le daré gracias, y diré su poder y su grandeza a mi pueblo pecador. ¡Conviértanse, pecadores, y practiquen ante él la justicia, seguros de que él se mostrará misericordioso! 9.Yo alabaré a mi Dios, Rey de los cielos, y mi alma radiante de alegría proclamará su grandeza. 10.¡Que todos en Jerusalén le den gracias! Jerusalén, ciudad santa, 11.Dios te castigará por los pecados de tus hijos, mas de nuevo tendrá piedad de los hijos de los justos. Jerusalén, da gracias dignamente al Señor y alaba al Rey de los siglos para que de nuevo su Templo sea construido con alegría. 12.Que haga de ti de alegría a todos los desterrados y muestre su amor a todo miserable por todos los siglos de los siglos. 13.Pueblos numerosos vendrán de lejos para celebrar el Nombre del Señor Dios trayendo en sus manos obsequios para el Rey del cielo. Todas las generaciones en ti darán señales de alegría, y tu nombre será glorioso para siempre. 14.¡Malditos cuantos te odien, pero benditos para siempre los que te amen! 15.Entonces te alegrarás por los hijos de los justos, pues todos volverán a reunirse, para alabar al Señor de los siglos. 16.¡Dichosos los que te aman y se alegran de tu paz! Dichosos también los hombres que lloran tus calamidades, pues se alegrarán en ti al ver tu alegría completa y compartirán tu alegría para siempre. Bendice, alma mía, al Señor y gran Rey, 17.porque Jerusalén va a ser de nuevo construida y la construirán con zafiros y esmeraldas. Tobantarán sus murallas con piedras preciosas, las torres y sus baluartes serán edificados con oro, las plazas de Jerusalén serán pavimentadas con rubí y piedras de Ofir; 18.sus calles entonarán cantos de alegría, y dirán todos sus habitantes: ¡Aleluya! Bendito sea Dios que te glorificó para siempre."


Tobías 14
"1.Así terminó Tobit su canto de acción de gracias. 2.Tobit murió en paz a la edad de ciento doce años y fue sepultado dignamente en Nínive. Tenía sesenta y dos años cuando quedó ciego; después de recuperar la vista vivió feliz, practicó la limosna, alabó siempre a Dios y proclamó sus grandezas. 3.Cuando estaba cercano a la muerte, llamó a Tobías y le dijo: 4.«Hijo mío, toma a tus hijos y márchate a Media, porque creo en la palabra que pronunció Dios por medio de Nahúm sobre Nínive. Todo lo que pronunciaron los profetas de Israel enviados por Dios sobre Asur y Nínive se realizará; ninguna palabra se perderá, sino que todo se cumplirá a su tiempo. Será más fácil salvarse en Media que en Asiria y Babilonia, porque sé y creo que todo cuanto ha dicho Dios se cumplirá. Nuestros hermanos que viven en el país de Israel serán dispersados y desterrados de esa buena tierra, de manera que todo el país de Israel quedará desierto. Jerusalén y Samaria quedarán desiertas. La Casa de Dios será quemada por algún tiempo, 5.pero Dios tendrá una vez más compasión de ellos, volverán a su país y edificarán el Templo, aunque no como el primero, hasta que se cumpla el tiempo. Entonces volverán todos del destierro, construirán una Jerusalén maravillosa y en ella la Casa de Dios, como lo anunciaron los profetas de Israel. 6.Las gentes de todas las naciones se convertirán y conocerán al Dios verdadero, dejarán los ídolos que los lTobaron a sus errores y alabarán al Dios de la justicia. 7.Todos los israelitas salvados en esos días se acordarán sinceramente de Dios y se reunirán, irán a Jerusalén y vivirán seguros para siempre en la tierra de Abraham. Los que sinceramente aman a Dios se alegrarán, pero los pecadores e injustos desaparecerán de la tierra. 8.Ahora yo les recomiendo que sirvan a Dios y hagan lo que le agrada. Enseñen a sus hijos la justicia y la limosna. Enséñenles también a alabar a Dios y a bendecir su Nombre en todo tiempo y con todas sus fuerzas. 9.Tú, hijo, cuando sepultes a tu madre aquí junto a mí, márchate de Nínive. Yo sé que aquí se cometen muchas injusticias y muchos engaños, y todos lo encuentran normal. 10.Ya ves lo que hizo Nadab con Ajikar, que lo había criado: lo enterró vivo, pero Dios castigó su injusticia. Sacó a Ajikar a la luz y a Nadab lo bajó a las tinieblas eternas por haber intentado matarlo. Ajikar, por dar limosna, se libró de la muerte tramada por Nadab; en cambio, éste cayó en la trampa y pereció. 11.Vean ustedes adónde lToba la limosna, y adónde la injusticia: a la muerte. Pero siento que me falta aliento.» Lo tendieron en la cama y murió. Se le dio honrosa sepultura. 12.Cuando murió su madre, Tobías la enterró junto a su padre. Entonces, él y su familia se dirigieron a Media y se quedaron a vivir en Ecbátana junto a Ragüel. 13.Llenó de atenciones a sus suegros en su vejez y los enterró en Ecbátana de Media. Heredó la casa de Ragüel y la de su padre Tobit. 14.Murió cuando tenía ciento veintisiete años. 15.Pero antes de morir conoció la ruina de Nínive y vio cómo los ninivitas eran desterrados por Nabucodonosor y Asuero. Así, antes de morir, pudo alegrarse de la suerte de Nínive, y bendijo al Señor Dios eternamente."



Proverbios 30,1-17
"1.Estas son las palabras de Agur, hijo de Yaqué, originario de Massa.Estas son las sentencias de ese hombre: ¡Me cansé, oh Dios, me cansé y me agoté, oh Dios mío! 2.Soy más estúpido que cualquiera y me falló el sentido común: 3.¡sí, yo que no aprendí la sabiduría, pensé conocer la ciencia del Santo! 4.¿Quién subió al cielo y volvió? ¿Quién encerró al viento en su puño? ¿Quién juntó las aguas en su manto? ¿Quién les puso límites a las extremidades del mundo? ¿Me puedes decir su nombre y él de su hijo? 5.Las palabras de Dios pasan cualquier prueba, son un escudo para los que confían en él. 6.No agregues nada a sus palabras: te reprendería y te demostraría que mientes. 7.¡Dos cosas te pido, Dios mío, no me las niegues hasta el día de mi muerte: 8.aleja de mí la falsedad y la mentira, no me des ni pobreza ni riqueza. Dame sólo mi ración de pan. 9.Porque con la abundancia podría dejarte y decir: "¿Pero, quién es Yavé?" Y en la miseria podría ponerme a robar: lo que sería deshonrar el nombre de mi Dios! 10.No acuses a un sirviente ante su patrón: si te maldijera, lo tendrías bien merecido. 11.¡Hay personas que maldicen a su padre y no bendicen a su madre, 12.personas que se consideran puras, pero que no han lavado sus suciedades, 13.personas cuyos ojos son despreciativos y de mirada soberbia, 14.personas con dientes como espadas y colmillos como cuchillos, que devoran a los humildes del país y a los pobres del pueblo! 15.La sanguijuela tiene dos hijas, que se llaman "¡Dame! y ¡Dame!"Hay tres que nunca tienen bastante, y cuatro que nunca dicen: "¡Es suficiente!": 16.la morada de los muertos, la mujer estéril, la tierra que carece de agua, y el fuego que nunca dice: "¡Basta!". 17.A los ojos que desafían a su padre y se niegan a obedecer a su madre, los cuervos del torrente los arrancarán, los aguiluchos los devorarán."



Filemón 1
"1.Carta de Pablo, preso de Cristo Jesús, y Timoteo nuestro hermano, a Filemón, nuestro querido compañero de trabajo, 2.a nuestra hermana Apia, a Arquipo, fiel compañero en nuestras luchas, y a toda la comunidad que se reúne en su casa: 3.Tengan gracia y paz de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús el Señor. 4.Doy gracias sin cesar a mi Dios, al recordarte en mis oraciones, 5.pues oigo alabar el amor y la fe que te animan, tanto hacia el Señor como en beneficio de los santos. 6.Ojalá esa fe se vea en las obras y manifieste todo lo bueno que tenemos en Cristo. 7.Pues tuve mucho gozo y consuelo al tener noticias de tu caridad, ya que nuestros hermanos se sienten confortados por ti. 8.Por eso, aunque tengo en Cristo plena libertad para ordenarte lo que tendrías que hacer, 9.prefiero pedírtelo por amor. El rogante es Pablo, ya anciano, y ahora preso por Cristo Jesús, 10.y la petición es para mi hijo Onésimo, a quien transmití la vida mientras estaba preso. 11.Este Onésimo por un tiempo no te fue útil, pero ahora te va a ser muy útil, como lo ha sido para mí. 12.Te lo devuelvo; recibe en su persona mi propio corazón. 13.Hubiera deseado retenerlo a mi lado, para que me sirviera en tu lugar, mientras estoy preso por el Evangelio. 14.Pero no quise hacer nada sin tu acuerdo, ni imponerte una obra buena, sino dejar que la hagas libremente. 15.A lo mejor Onésimo te fue quitado por un momento para que lo ganes para la eternidad. 16.Ya no será esclavo, sino algo mucho mejor, pues ha pasado a ser para mí un hermano muy querido, y lo será mucho más todavía para ti. 17.Por eso, en vista de la comunión que existe entre ti y yo, recíbelo como si fuera yo. 18.Y si te ha perjudicado o te debe algo, cárgalo en mi cuenta. 19.Yo, Pablo, lo escribo y firmo de mi propia mano; yo te lo pagaré. sin hablar de la deuda que tienes conmigo, y que eres tú mismo. 20.Vamos, hermano, espero de ti este servicio en el Señor; reconfórtame en Cristo. 21.Te escribo con plena confianza en tu docilidad; sé que harás mucho más de lo que te pido. 22.Además, prepárame alojamiento, pues, gracias a la oración de todos ustedes, espero serles devuelto. 23.Te saluda Epafras, mi compañero de cautividad en Cristo Jesús, 24.y también Marcos, Aristarco, Demás y Lucas, mis ayudantes. 25.Que la gracia de Cristo Jesús, el Señor, esté con ustedes. Amén."



Tal vez te interese

Daisypath Wedding Ticker