DIA 281--Isaías 52,13--55,13 Eclesiástico 5,1--6,1 Hebreos 8




Isaías 52,13-15
"Ahora llega para mi servidor la hora del éxito; será exaltado, y puesto en lo más alto. 14.Así como muchos quedaron espantados al verlo, pues estaba tan desfigurado, que ya no parecía un ser humano 15.así también todas las naciones se asombrarán, y los reyes quedarán sin palabras al ver lo sucedido, pues verán lo que no se les había contado y descubrirán cosas que nunca se habían oído."


Isaías 53
"1.¿Quién podrá creer la noticia que recibimos? Y la obra mayor de Yavé, ¿a quién se la reveló? 2.Este ha crecido ante Dios como un retoño, como raíz en tierra seca. No tenía brillo ni belleza para que nos fijáramos en él, y su apariencia no era como para cautivarnos. 3.Despreciado por los hombres y marginado, hombre de dolores y familiarizado con el sufrimiento, semejante a aquellos a los que se les vuelve la cara, no contaba para nada y no hemos hecho caso de él. 4.Sin embargo, eran nuestras dolencias las que él llevaba, eran nuestros dolores los que le pesaban. Nosotros lo creíamos azotado por Dios, castigado y humillado, 5.y eran nuestras faltas por las que era destruido nuestros pecados, por los que era aplastado. El soportó el castigo que nos trae la paz y por sus llagas hemos sido sanados. 6.Todos andábamos como ovejas errantes, cada cual seguía su propio camino, y Yavé descargó sobre él la culpa de todos nosotros. 7.Fue maltratado y él se humilló y no dijo nada, fue llevado cual cordero al matadero, como una oveja que permanece muda cuando la esquilan. 8.Fue detenido, enjuiciado y eliminado ¿y quién ha pensado en su suerte? Pues ha sido arrancado del mundo de los vivos y herido de muerte por los crímenes de su pueblo. 9.Fue sepultado junto a los malhechores y su tumba quedó junto a los ricos, a pesar de que nunca cometió una violencia ni nunca salió una mentira de su boca. 10.Quiso Yavé destrozarlo con padecimientos, y él ofreció su vida como sacrificio por el pecado. Por esto verá a sus descendientes y tendrá larga vida, y el proyecto de Dios prosperará en sus manos. 11.Después de las amarguras que haya padecido su alma, gozará del pleno conocimiento. El Justo, mi servidor, hará una multitud de justos, después de cargar con sus deudas. 12.Por eso le daré en herencia muchedumbres y lo contaré entre los grandes, porque se ha negado a sí mismo hasta la muerte y ha sido contado entre los pecadores, cuando llevaba sobre sí los pecados de muchos e intercedía por los pecadores."


Isaías 54
" 2.Ensancha el espacio de tu tienda, sin demora despliega tus toldos, alarga tus cuerdas y refuerza tus estacas; 3.porque te extenderás a derecha y a izquierda. Tu descendencia conquistará las naciones y repoblará las ciudades desiertas. 4.No temas, pues no vas a ser defraudada, no tengas vergüenza, pues no tendrás de qué ponerte colorada. Te olvidarás de las vergüenzas de tu juventud y de los desprecios que te hicieron cuando viuda. 5.Pues ahora te desposa tu creador, Yavé de los Ejércitos es su nombre. El que te rescata es el Santo de Israel, quien se llama Dios de toda la tierra. 6.Sí, Yavé te llama como a la esposa abandonada, que se encuentra afligida. ¿Se puede rechazar la esposa que uno toma siendo joven? dice tu Dios. 7.Te había abandonado un momento, pero con inmensa piedad yo te vengo a reunir. 8.En unos momentos de ira te oculté mi rostro, pero con amor que no tiene fin me apiado de ti, - dice Yavé, que te viene a rescatar. 9.Voy a hacer como en el diluvio de Noé, cuando juré que las aguas no pasarían más sobre la tierra. Así juro yo no enojarme más contigo ni amenazarte nunca más. 10.Los cerros podrán correrse y bambolearse las lomas; mas yo no retiraré mi amor, y mi alianza de paz contigo no se bamboleará, - dice Yavé, que se compadece de ti. 11.¡Pobrecilla, azotada por la tempestad y sin consuelo! Yo asentaré tus muros sobre piedras preciosas, y serán tus cimientos de zafiro. 12.Haré tus murallas de rubíes, tus puertas de cristal, y todo tu contorno de piedras preciosas. 13.Todos tus hijos serán instruidos por Yavé, y grande será la felicidad de tus hijos. 14.Te mantendrás firme por la justicia y no tendrás que temer la opresión; el terror no se te acercará. 15.Si alguien te ataca, no será de parte mía; el que se lance contra ti, ante ti caerá. 16.Mira, yo he creado al herrero que mantiene el fuego de la fragua con el fuelle, y saca de allí las armas que debe forjar. Pero también he sido yo quien ha creado al destructor; que las va a romper. 17.Ningún arma que hayan forjado contra ti resultará, y harás callar a cualquiera que te acuse. Este es el premio para los servidores de Yavé y la victoria que les garantizo, dice Yavé."


Isaías 55
"A ver ustedes que andan con sed, ¡vengan a las aguas! No importa que estén sin plata, vengan; pidan trigo sin dinero, y coman, pidan vino y leche, sin pagar. 2.¿Para qué van a gastar en lo que no es pan y dar su salario por cosas que no alimentan? Si ustedes me hacen caso, comerán cosas ricas y su paladar se deleitará con comidas exquisitas. 3.Atiéndanme y acérquense a mí, escúchenme y su alma vivirá. Voy a hacer con ustedes una alianza para siempre, para darles los bienes que tengo prometido a David. 4.Mira, lo había puesto como un testigo para varios pueblos, como un jefe para mandar a las naciones. 5.Así tú ahora vas a llamar a una nación que no conocías, una nación que no te conocía correrá por verte. Esto será nada más que por Yavé, tu Dios, por el Santo de Israel, que te ha puesto arriba. 6.Busquen a Yavé ahora que lo pueden encontrar, llámenlo ahora que está cerca. 7.Que el malvado deje sus caminos, y el criminal sus proyectos; vuélvanse a Yavé, que tendrá piedad de ellos, a nuestro Dios, que está siempre dispuesto a perdonar. 8.Pues sus proyectos no son los míos, y mis caminos no son los mismos de ustedes, dice Yavé. 9.Así como el cielo está muy alto por encima de la tierra, así también mis caminos se elevan por encima de sus caminos y mis proyectos son muy superiores a los de ustedes. 10.Como baja la lluvia y la nieve de los cielos y no vuelven allá sin haber empapado la tierra, sin haberla fecundado y haberla hecho germinar, para que dé la simiente para sembrar y el pan para comer, 11.así será la palabra que salga de mi boca. No volverá a mí con las manos vacías sino después de haber hecho lo que yo quería, y haber llevado a cabo lo que le encargué. 12.Sí, ustedes partirán con alegría, y serán traídos con toda seguridad. Cerros y lomas, a sus pasos, gritarán de alegría, y todos los árboles batirán las palmas. 13.En lugar del espino crecerá el ciprés, y el mirto, en vez de las ortigas. Y esto le dará fama a Yavé, pues será una señal que nunca se borrará."


Eclesiástico 5
"En tus riquezas no te apoyes ni digas: «Tengo bastante con ellas.» 2.No te dejes arrastrar por tu deseo y tu fuerza para seguir la pasión de tu corazón. 3.No digas: «¿Quién me domina a mí?», porque el Señor cierto que te castigará. 4.No digas: «Pequé, y ¿qué me ha pasado?», porque el Señor es paciente. 5.Del perdón no te sientas tan seguro que acumules pecado tras pecado. 6.No digas: «Su compasión es grande, él me perdonará la multitud de mis pecados.» Porque en él hay misericordia, pero también hay cólera, y en los pecadores se desahoga su furor. 7.No te tardes en volver al Señor, no lo difieras de un día para otro, pues de pronto salta la ira del Señor, y perecerás al tiempo del castigo. 8.No te apoyes en riquezas injustas, que de nada te servirán el día de la adversidad. 9.No avientes a cualquier viento, ni vayas por cualquier senda, (así hace el pecador de lengua doble). 10.Manténte firme en tu pensamiento, y sea una tu palabra. 11.Sé pronto en escuchar, y tardo en responder. 12.Si sabes alguna cosa, a tu prójimo responde, si no, pon tu mano en la boca. 13.Gloria y deshonra caben en el hablar, y en la lengua del hombre está su ruina. 14.Que no se te llame maldiciente, no pongas lazos con tu lengua, que sobre el ladrón cae la vergüenza, y dura condenación sobre la lengua doble. 15.Ni en lo grande ni en lo pequeño yerres, ni de amigo te vuelvas enemigo."


Eclesiástico 6
"Porque el mal nombre hereda confusión y oprobio; así el pecador de lengua doble. 2.No te engrías en el capricho de tu alma, para que no sea desgarrada tu alma (como un toro) 3.y tus hojas devores, y destruyas tus frutos, y te dejes a ti mismo como un tronco seco. 4.El mal deseo pierde al que lo adquiere, hace de él irrisión del enemigo. 5.La boca amable multiplica sus amigos, la lengua que habla bien multiplica las afabilidades. 6.Sean muchos los que estén en paz contigo, mas para consejero, uno entre mil. 7.Si te echas un amigo, échatelo probado, y no tengas prisa en confiarte a él. 8.Porque hay amigo que lo es de ocasión, y no persevera en el día de tu angustia. 9.Hay amigo que se vuelve enemigo, y descubrirá la disputa que te ocasiona oprobio. 10.Hay amigo que comparte tu mesa, y no persevera en el día de tu angustia. 11.Cuando te vaya bien, será como otro tú, y con tus servidores hablará francamente; 12.mas si estás humillado, estará contra ti, y se hurtará de tu presencia. 13.De tus enemigos apártate, y de tus amigos no te fíes. 14.El amigo fiel es seguro refugio, el que le encuentra, ha encontrado un tesoro. 15.El amigo fiel no tiene precio, no hay peso que mida su valor. 16.El amigo fiel es remedio de vida, los que temen al Señor le encontrarán. 17.El que teme al Señor endereza su amistad, pues como él es, será su compañero. 18.Hijo, desde tu juventud haz acopio de doctrina, y hasta encanecer encontrarás sabiduría. 19.Como el labrador y el sembrador, trabájala, y cuenta con sus mejores frutos, que un poco te fatigarás en su cultivo, y bien pronto comerás de sus productos. 20.Muy dura es para los ignorantes, no aguanta en ella el mentecato. 21.Como piedra de toque pesa sobre él, no tardará en sacudírsela . 22.Pues la sabiduría hace honor a su nombre, no se hace patente a muchos. 23.Escucha, hijo, acoje mi criterio, y mi consejo no rechaces. 24.Mete tus pies en sus anillas, y en su collar tu cuello. 25.Encorva tu espalda y cárgala, no te rebeles contra sus cadenas. 26.Con toda tu alma acércate de ella, y con toda tu fuerza guarda sus caminos. 27.Rastréala, búscala, y se te dará a conocer, cuando la hayas asido, no la sueltes. 28.Porque al fin hallarás en ella el descanso, y ella se te trocará en contento. 29.Te serán sus anillas protección poderosa, y sus collares ornamento glorioso. 30.Pues adorno de oro es su yugo, y sus cadenas cordones de jacinto. 31.Como vestidura de gloria te la vestirás, te la ceñirás cual corona de júbilo. 32.Si quieres, hijo, serás adoctrinado, si te aplicas bien, entenderás de todo. 33.Si te gusta escuchar, aprenderás, si inclinas tu oído, serás sabio. 34.Acude a la reunión de los ancianos; ¿que hay un sabio?, júntate a él. 35.Anhela escuchar todo discurso que venga de Dios, que no se te escapen los proverbios agudos. 36.Si ves un hombre prudente, madruga a seguirle, que gaste tu pie el umbral de su puerta. 37.Medita en los preceptos del Señor, aplícate sin cesar a sus mandamientos. El mismo afirmará tu corazón, y se te dará la sabiduría que deseas."


Hebreos 8
"1.Este es el punto capital de cuanto venimos diciendo, que tenemos un Sumo Sacerdote tal, que se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, 2.al servicio del santuario y de la Tienda verdadera, erigida por el Señor, no por un hombre. 3.Porque todo Sumo Sacerdote está instituido para ofrecer dones y sacrificios: de ahí que necesariamente también él tuviera que ofrecer algo. 4.Pues si estuviera en la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo ya quienes ofrezcan dones según la Ley. 5.Estos dan culto en lo que es sombra y figura de realidades celestiales, según le fue revelado a Moisés al emprender la construcción de la Tienda. Pues dice: Mira, harás todo conforme al modelo que te ha sido mostrado en el monte. 6.Mas ahora ha obtenido él un ministerio tanto mejor cuanto es Mediador de una mejor Alianza, como fundada en promesas mejores. 7.Pues si aquella primera fuera irreprochable, no habría lugar para una segunda. 8.Porque les dice en tono de reproche: He aquí que días vienen, dice el Señor, y concertaré con la casa de Israel y con la casa de Judá una nueva Alianza, 9.no como la Alianza que hice con sus padres el día en que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto. Como ellos no permanecieron fieles a mi Alianza, también yo me desentendí de ellos, dice el Señor. 10.Esta es la Alianza que pactaré con la casa de Israel después de aquellos días, dice el Señor: Pondré mis leyes en su mente, en sus corazones las grabaré; y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. 11.Y no habrá de instruir cada cual a su conciudadano ni cada uno a su hermano diciendo: «¡Conoce al Señor!», pues todos me conocerán, desde el menor hasta el mayor de ellos. 12.Porque me apiadaré de sus iniquidades y de sus pecados no me acordaré ya. 13.Al decir nueva, declaró anticuada la primera; y lo anticuado y viejo está a punto de cesar."


Tal vez te interese

Daisypath Wedding Ticker